Hablemos!

Vaginoplastia o Labioplastia

Hacemos referencia a dos procedimientos diferentes que bien se pueden combinar o no, el primero (vaginoplastia) busca restaurar el tono y la fuerza de los músculos vaginales y el segundo (labioplastia) tiene como objetivo mejorar algunos aspectos externos que estéticamente molesten a la paciente.

 

Vaginoplastia: 

Las fibras de la zona del tejido vaginal con el paso del tiempo van perdiendo su elasticidad, al envejecer y/o dar a luz. Debido a los cambios estructurales en el área de la vagina y a la pérdida de firmeza, se puede presentar disminución de la satisfacción sexual e incontinencia urinaria (se hace la salvedad que este no es un tratamiento para incontinencia urinaria).

¿Cómo realizo la vaginoplastia?

Utilizo una tecnología láser llamada FemiLift, la cual concentra el calor en las paredes internas de la vagina induciendo la producción de colágeno y elastina, con un proceso de cicatrización satisfactorio; pueden requerirse varias sesiones, generalmente tres.

Ventajas

  • Sin necesidad de cirugía, anestesia e incapacidad
  • Resultados duraderos
  • Tecnología probada para tener resultados efectivos

Labioplastia:

Es un procedimiento quirúrgico mediante el cual se busca mejorar aspectos estéticos o funcionales de los genitales externos de la mujer. Labios vaginales prominentes, evertidos, con exceso de piel, o por el contrario, labios muy pequeños o atróficos se pueden tratar.