Hablemos!

Blefaroplastia (Párpados)

La blefaroplastia es una cirugía que se realiza tanto con fines estéticos (la mayoría de las veces) como funcionales (cuando la piel sobrante afecta el campo visual y genera fatiga ocular); según el caso, se puede requerir cirugía únicamente de los párpados superiores, solo los inferiores, o los 4 párpados; esto se determina en una consulta medica formal.

La cirugía consiste en eliminar las llamadas bolsas grasas y la piel sobrante que dan el aspecto de ojo cansado o abotagado, corrigiendo los efectos propios del envejecimiento facial, aunque vale la pena anotar, que en ocasiones, personas jóvenes se someten a la cirugía para cambiar la forma del pliegue del ojo.

Los resultados son casi inmediatos, la recuperación es muy rápida, los puntos se retiran entre 5 y 7 días después y la cicatriz resultante es casi imperceptible, por todo esto, es uno de los procedimientos estéticos más demandados en la actualidad.

Uno de los aspectos más importantes de esta cirugía es conseguir resultados naturales, evitando el aspecto de persona “operada”.

Si solo se operan los párpados superiores se puede realizar bajo anestesia local, sin embargo, si la cirugía es de los 4 párpados es recomendable la anestesia general.

Existen en el mercado “técnicas mínimamente invasivas” u opciones que se denominan “sin cirugía” sin embargo los resultados obtenidos con estas opciones no han logrado superar a los obtenidos mediante cirugía, ni por duración de los resultados, ni por la calidad de los mismos. No es recomendable colocar ningún inyectable de relleno, ni otras sustancias en los párpados, no existe en la actualidad ningún producto con FDA aprobado para tal fin.